¿Por qué bailamos?

adhesivo-bailarina-de-ballet
Leamos y bailemos. Estas dos diversiones no harán nunca daño al mundo. Voltaire

Hace poco me hice esa misma pregunta que titula este post, ¿por qué el ser humano baila? t

Todos bailamos hasta el más tímido ha bailado alguna vez en su vida, una boda,  la graduación de su mejor amigo, en la fiesta de cumpleaños de su primo…Nadie se libra de ritmo embaucador de la música.  

De repente pensé en lo instintivo de esta cuestión, empecé  investigar entre artículos, autores y libros encontré la clave primera: El ritmo del corazón. El humano siente atracción por aquellos sonidos regulares, nos recuerdan al corazón de nuestra mamá en el vientre y además a nuestro propio órgano rey.

Este ritmo del corazón no conduce a movernos antes cualquier sonido o vibración que se le parezca.

Jorge Drexler, ya lo canta en sus canciones: “hacemos música mucho antes de inventar la agricultura”. La danza, la música es instintivo del ser humano como medio para la supervivencia. Los grupos de humanos que bailaban estaban mejor preparados para la caza, ya que la coordinación de un grupo mediante el ritmo generaba una compenetración entre los integrantes a la hora de tomar decisiones. La danza  además atrae al sexo opuesto, esto lo podemos ver en la actualidad cuando nos metemos en la cueva a bailar ¿verdad?,es decir en la prehistoria los humanos bailaban para reproducirse. Otra función que ha cumplido la danza a lo largo de la historia ha sido la comunicación, cuando no existían lenguajes elaborados y complejos como los actuales, la danza satisfacía una gran función la el ser humano: el entendimiento de las acciones.

         Era necesario restablecer concepto original de danza en su más vasta acepción: como movimiento de vida, que no podía, sin embargo, ser asimilado ni al ballet ni a otra forma de danza estructurada, como tampoco podría ser asimilado a una forma particular de psicoterapía. 
Biodanza. Rolando Toro Araneda

 

 

Amaranta Ortiz Bermúdez

Estudiante de Medicina.

 Por una medicina más humana

#danzayemocion                                                                                                                                               #neurociencias                                                                                                                                                   #danza

REGULANDO EMOCIONES. Sistema Límbico I. DanzayEmoción

Antes de comenzar con el post, quería hacer notar el tono con el que este blog esta escrito. Mis colaboradores opinaban optar por un tono más formal, más científico, más serio…Pero desde la visión de una Medicina más humana la utilización de herramientas de comunicación técnicas y precisas nos separarían del objetivo principal de estos estudios, que no es otro que acercar la información a la personas. Hacer la medicina y la educación más participativa, siendo la persona el principal protagonista de su historia. Por tanto, utilizamos un código que permee a la mayor parte de la población, validando así la utilidad de este blog. No obstante, teniendo el material desarrollado de manera científico-empiríca con toda la nomenclatura específica para dicho temas, pudieran ser demandados para su lectura en la siguiente dirección: danzayemocion@gmail.com.

14287513_10210155042902894_703703399_n-2.jpg

La principal estructura que estudiamos desde DanzayEmoción es el Sistema limbico, esta estructura se compone  de circuitos neuronales que regula la conducta emocional y los impulsos motivaciones. Además se encarga de controlar la memoria y la conducta en función a ella.

En el siguiente documento sistemalimbico-2, hemos descrito mediante un dibujo-esquema las principales estructuras de este sistema:

  1. Tálamo
  2. Hipotálamo
  3. Lóbulo olfatorio
  4. Amigdala
  5. Hipocampo
  6. Cuerpo mamilar
  7. Cuerpo calloso
  8. Glándula pineal

El sistema límbico tiene la forma de la estructura naranja que vemos en la imagen.

Algunos de sus componentes tienen funciones específicas como:

Hipocampo: Su estimulación causa cólera, pasividad o impulso sexual. En caso de hiperexcitación dará lugar a un ataque epiléptico. Una lesión en esa zona imposibilitará la formación de nuevos recuerdos (amnesia anterógrada).

Amígdala: La estimulación de la amígdala produce cambios en el ritmo cardiaco, TA, motilidad gastrointestinal…Además controla movimientos involuntarios y movimientos de olfateo al comer (INSTINTO). Puede originar conductas como cólera, huída y actividad sexual.

El sistema limbico recibe tres principales fuentes de entrada corticales, cada una de estas portan información desde las cortezas de asociación y proporcionan al sistema límbico información altamente procesada acerca del ambiente.  Podríamos decir que el sistema límbico esta regulado por la corteza cerebral, inhibe el sistema limbico disminuyendo su actividad. Por tanto, si pudiéramos decir a groso modo que el sistema limbico regula los movimientos instintivos (dimensión irracional)  y la corteza cerebral tiene entre sus funciones el control voluntario de los movimientos (dimensión racional), deberíamos concluir  con que la parte racional está inhibiendo constantemente a la parte irracional, instintiva o animal que llevamos dentro. 

¿Qué pasaria si bloquearemos momentáneamente la corteza cerebral, es decir, la parte racional de nuestro cerebro?  ¿Nos volveríamos animales? ¿Nos lanzaríamos sobre un pedazo de carne sin pensar por hambre? ¿Volveríamos a la cuadrupedia? …

En el próximo post explicaremos que pasaría exactamente, además de detallar las conexiones de regulación de este complicado sistema. Además podremos explicar como nosotros hemos logrado inhibir momentáneamente la parte racional del ser humano en los TALLERES DE DANZAYEMOCIÓN. 

Damos gracias

 

 

 Amaranta Ortiz Bermúdez
#Medicina del Bienestar
#Danzayemocion
Bibliografía:
Fisiología Humana. Guatón y Hall.

 

Orígenes causales

DANZAYEMOCION

        Danzayemocion nace un día en la sala de estimulación del Hospital Carlos Van Buren de Valparaiso de Chile. Observaba a un bebe de 3 meses cuadrúpeda en una alfombra de goma eva. El ambiente era hostil, éramos unos 10 estudiantes mirando al bebé su mamá quería llevarse a su “guaguita” lo antes posible a su entorno dulce y tierno. Era tan fría la sala, tan frías las manos del médico, tan cargado el ambiente, tan poco colores…que dudaba que ese bebe pudiera llegar a su máximo de estimulación en ese entorno.

Siente a través de la danza

Ahí apareció esa pequeña idea, mirando al infinito de la esquina de la sala, mientas en mi cabeza resonaba una voz de doctora que hablaba de pares craneales, de signos de Barlow y de clic en las caderas…había otra voz un poco mas interna y un poco más intuitiva que las que escuchaba a mi alrededor que me decía…¿Y si le estimuláramos bailando? ¿Jugando? ¿Riendo?…Ahí apareció por primera vez DanzayEmoción, sin nombre, ni teórica ni argumentos, ni base, ni ciencia, ni siquiera yo sabía lo que acababa de pasar.

Salí del Hospital deseando poder hablar con alguien sobre esto. Obviamente lo intenté con mis compañeros de curso, pero la conversación concluyo con un típico “ Pero eso no está en el protocolo de actuación…”. De acuerdo, no nos salgamos de los protocolos, hagamos de la medicina occidental una Biblia a la que seguir si cuestionar, hagamos del protocolo un mantra al que agarrarse como clavo ardiendo cuando algo pudiera salir mal, hagámonos robots cumpliendo formularios para que todas las historias clínicas queden registradas y los pacientes lleguen a ser números difíciles de confundir pero fáciles de olvidar…Hagamos lo que nos han enseñado pero por favor, no se llamen gentes de ciencias de la Salud. La esencia de la ciencia es cuestionarse sobre si misma y sobre todo lo anterior constantemente, evolucionando, agrandándose, renaciendo y adaptándose al medio que le rodea, haciendo de la ciencia ciencia en sí.

Finalmente escapé de las conversaciones banales en el pasillo del Hospital y salí corriendo hacía la salida. Como siempre que tengo una idea, ansiosa de escribir, de compartirla de discutirla busqué a alguien que quisiera oÍrme… Entré por casa y la primera persona que ví le pregunté:

– Disculpa, tu haces fisioterapia ¿conoces a algún autor chileno que escriba sobre Danzaterapia o algo que se le parezca?

– Eh…si, bueno yo creo que hay uno que escribió sobre eso en los 70…- Algo tenía, no era mucho, pero siempre se empieza por algo.

-Gracias, buscaré…

-¿Por qué te interesa?

-Me gustaría poder medir los beneficios de la danza en terapias, en los niños, en su procesos…

Justo ahí intervino una tercera persona preguntando:

– Perdona, ¿qué te gusaría medir exactamente una parte motriz o una parte psicológica?

Y con esta persona y esa última pregunta empezó todo de verdad. Me fomentó el entorno, me aportó la motivación, entré en un equipo de trabajo que me dio ejemplos y me enseñaron como niños con parálisis cerebral podían  hacer Parkour, moverse en skate e incluso caminar por un slackline. Un universo que intuía que existía y que ese día encontré.

Pero la clave principal fueron las sonrisas que esta persona conseguía en los niños, sonrisas sinceras en su máximo esplendor, sonrisas que ni el mejor médico con la mejor sala de estimulación podrán conseguir jamás. Se necesita ser un mago para hacerlo.

Se dice que cuando hacemos nuestras actividades diarias: conducir, comer, saludar, trabajar…nuestro cerebro esta en mínimo rendimiento, movimientos automáticos para los que tiene interiorizadas las órdenes. Sin embargo, en el momento de más tranquilidad en el que nos quedamos mirando el infinito, contando los azulejos del baño, mirando la esquina del cuarto como si te revelarán el secreto de la humanidad…ahí sólo en ese justo y precios momento tu cerebro empieza a trabajar al máximo, forjándose las grandes ideas de tu vida, que por supuesto van adquiriendo forma en pensamientos y conversaciones posteriores.

Alumno de la V región, Chile. Danzayemoció en seminario FIMELEC, apoyando a EVALUTILE. Valparaiso. Chile

J. Andrew Smart

Por algo así, cuídate y mira al infinito unos cinto minutos al día.

Por el aporte a una medicina del

#medicinadelbienestar

#ongevalutile

#danzayemocion

Amaranta Ortiz Bermúdez

Estudiante de Medicina. Universidad de Cádiz

Danzas hijas de la colonización

¿Y si Cristobal Colón nunca hubiera pisado tierra Americana? ¿ Cómo sería nuestro planeta ahora? ¿Qué saberes ancestrales se hubieran resguardado del fuego y la expropiación producida por mis antepasados?

Todos sabemos que fue uno de los grandes genocidios de la Historia, nos marcó para siempre y por siempre, vetando una tierra virgen para hacerla copia de la civilización llamada así en honor a la hipocresía. Conocemos los resultados nefastos de la llegada de los Europeos, los conocemos y los lamentamos. Pero todo en la vida tiene una parte positiva a la que debemos agarrarnos como clavo ardiendo por muy frágil que parezca.

He aquí una reflexión sobre la Danza como resultado de la represión social producida tanto en la orilla occidental como en la oriental. Bien conocido es el origen del Jazz, que nace en el sur de los EEUU fruto de los esclavos africanos que trabajaban el algodón y el tabaco. Este genero comienza como resultados de reuniones religiosas donde los negros se aferraban a la música para sentirse por un momento libres y cerca de su tierra, África. Así los cantares religioso fueron modificados evocando compases y ritmos de origen indígena. Hija de la esclavitud, de la frustración, de la impotencia y de la represión nace el origen del Jazz. La danza estaba prohibida, entonces los negros burlaban esta norma tocando las palmas y moviendo ritmicamente el cuerpo. De esta burla nace la palabra “Buleria” que en la otra orilla recobra una importancia fundamental en el mundo del Flamenco.

Desgraciadamente la prostituta de la colonización fue América de eso nadie tiene duda, pero en la orilla oriental los pobres Andaluces también sufrimos el desplazamiento de nuestras familias a sectores vulnerables y guetos. En el siglo XVIII cuando Cádiz era el puerto más importante de toda Europa por la salida de Colón hacia las Américas, cantidad de ricos europeos bajaron a esta pequeña semiisla a beneficiarse de la expropiación de los recursos naturales de América Latina. Vinieron a contribuir con la mayor masacre de la Historia de la Humanidad.

¿Qué ocurrió con la gente de Cádiz? Éramos pobres y por tanto nos desplazaron a los barrios marginales, allí coincidimos con los africanos esclavos, árabes presos y personas del este de Europa que eran utilizadas de igual manera. Esta mezcla de culturas,variedad de ritmos y cánticos además de la dura represión, dio lugar a una comunidad que combinó todos sus saberes para expresarse a través de la música y el baile, naciendo así el Flamenco. Una forma de vivir, de cantar, bailar y tocar la guitarra que nace del corazón, se canta en la calle y te pone los vellos de punta sin necesidad de entender lo que dicen.

Tanta fue la fuerza de la mezcla de estas culturas que en  tres epicentros artísticos, tres barrios andaluces,  nace el Flamenco, arte, baile, cante y forma de vida. La Buleria se convirtió en nuestra orilla en la burla de los negros a los blancos por no saber tocar las palmas, a día de hoy uno de los palos flamencos más cantados y bailados.

Me parece hermoso como el ser humano puede crear arte en los momentos más míseros de nuestra historia, como el hambre, la represión, la esclavitud, la falta de humanidad… pueden dar a luz a giros artísticos que marcarán culturas por el resto de los tiempos.

Algo parecido sucede con el Street Dance a finales de los  años 60-principios de los 70 en los barrios marginales de Nueva York donde se encontraban las comunidades afroamericanas y latinoamericanas. Este tipo de barrios la mezcla de culturas, el  ritmo y los pensamientos son  de nuevo producto de la colonización de los Europeos en el continente americano. Las drogas, la violencia y el racismo invaden las calles de barrios como el Bronx, de nuevo el ser humano utiliza el arte como escapatoria, como alternativa como liberación de una realidad que le aplasta y le oprime. Esta co-creación que se produjo en las calles abrió nuevos caminos para los jóvenes de este gueto nacido del capitalismo, nuevos horizontes a través del baile y la música donde la creatividad era la esencia de este nuevo estilo que surgía. La calle como escenario fomentó los vínculos de la comunidad, necesaria e indestructible cuando se siente unida.

Con este tipo de danzas que surgen desde la necesidad de expresión del ser humano sometido a una represión social, son la prueba fehaciente de la necesidad ancestral del ser humano para sentirse íntegro, libre y completo dentro de este Universo que nos incluye. Maravilloso el ser humano que renace de sus cenizas a través del arte una y otra vez…

 

 

Amaranta Ortiz Bermúdez

Estudiante de Medicina

DanzayEmoción

 

 

¿POR QUÉ BAILAMOS? II

¿Por qué bailamos?

De nuevo volvemos a investigar el origen ancestral de este hábito del ser humano a lo largo de la Historia, el baile, la danza, el movimiento, el trance…conceptos que acompañar al hombre desde su origen hasta nuestros días.

La danza la primera de las artes” así lo defiende el autor de “El maravilloso mundo de las danzas” escrito por Haskell. Siendo el cuerpo el único instrumento necesario del bailarín, se considera que la música llegó más tarde junto a las demás artes que hoy conocemos. Podríamos imaginar como el primer baile del ser humano vino de la búsqueda del éxtasis o resultado de este mismo estado de excitación, en la que un hombre comenzó a saltar, correr en círculo y mover sus extremidades para expresar sus sentimientos.

Sin embargo, otros autores como Alcover y Lafuente defienden el origen de la música y la  danza de forma sincronizada. Siendo el ritmo de las piedras, un palo contra la tierra, la hierba moverse con el viento, las ramas chocando contra el árbol…la única música de este bailarín prehistórico, que comenzó a ejecutar movimientos imitando a la naturaleza, para según mi opinión hacerle honor  y/ o invocar su fuerza y riqueza.

Siendo el corazón el primer ritmo que conocemos, primero  de nuestra mamá desde vientre  y luego el propio, por este fenómeno el humano se siente atraído por los sonidos repetitivos en el tiempo. Imagino al humano escuchando a la naturaleza intentando imitar sus soniquetes y movimientos, sumergido en un estado que le hacía conectar consigo mismo y con el Universo, así creemos que nació la Danza. 

Los primeros registros de la Historia de la Danza los encontramos en el Paleolítico:

la ronda de Addaura

Ronda de Addaura (c.8000 a.C). Italia

Una danza colectiva (la más antigua de las danzas grupales) en la cual 7 personajes danzaban en círculo mientras que otros dos en el suelo hacían contorsiones. Iban desnudos y con una máscara con morro puntiagudo.

semirredondel de Saint-Germain
Semirredondel de Saint-Germain:

Semirredondel de Saint-Germain (c.10000 a.C). Francia

Podemos apreciar en este fragmento de hueso un hombre con la cabeza cubierta por una máscara en forma de morro. Se halla inclinado unos 40 grados en relación con el eje de las piernas. Su rodilla derecha está flexionada y ligeramente levantada, lo que nos recuerda a un movimiento de danza bastante instintivo, que cualquiera de nosotros podríamos ejecutar al bailar.

Trois-Frères

Gruta de Trois-Fréres: (c.10000 a.C). Francia

El hombre-toro.

La figura antropo-zoomorfa con cuernos, ha sido interpretada como un hechicero, un Dios, una divinidad o un chamán. Encontrando relación entre los movimientos de los chamanes, trance y la danza, podríamos indicar la representación de este híbrido como antecedente primitivo de la Historia de la Danza.

Paul Bourcier en “Historia de la Danza de Occidente” (1981) hace referencia a los movimientos que guían el trance de los Chamanes. Considera este autor el giro como el con conducto para trascender del contacto cotidiano a la realidad. La llamada llegada al éxtasis cósmico en la que perdemos la noción espacial, se incrementa el vértigo junto a la percepción del infinito. Además en este estado de trance se produce una ampliación del ser hasta integrarse con la naturaleza. Después de considerar todo lo anterior, entendemos la Danza como un trance que conecta al hombre con su espíritu.

Podríamos hacer un viaje cronológico por toda la Historia de la Danza a lo largo de la humanidad, introduciéndonos en un universo de información tan profundo que nos saldríamos de la línea temática de estas publicaciones.

No obstante, sí me gustaría hacer una referencia a la Danza Urbana correlacionándola con la Danza prehistórica que nuestros antepasados realizaban en su medio.

Ellos con la naturaleza más virgen como entorno, imitaban sus sonidos, movimientos, ocupaban su espacio para danzar, cantar y hacer música. Podríamos extrapolar este concepto de entorno a la Danza Urbana realizada en plazas, movimientos que imitan acciones cotidianas, el círculo como forma para danzar en comunidad. Encontramos al humano instintivo contemporáneo que ocupa la Danza Urbana en su entorno, este caso la metrópolis donde los árboles han pasado a ser edificios, los animales coches y las pieles nylon bien hilado. 

Amaranta Ortiz Bermúdez
Estudiante de Medicina
DanzayEmoción
Medicina del Bienestar

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

ALCOVER ALCODORI, F. y LAFUENTE AVEDILLO, R. Historia de la música y del arte de las culturas antiguas, Rivera Editores, Madrid, 1996.

HASKELL, A.L. El maravilloso mundo de la danza, Aguilar S.A., Madrid, 1971

BOURCIER, P. Historia de la danza en Occidente, Editorial Blume, Barcelona, 1981.

Imágenes: http://www.danzarevista.com.mx/2014/10/la-danza-en-la-prehistoria.html#

 

 

Dionisio y el instinto

[…]Las fiestas dionisiacas se celebraban en lo alto de las montañas , en las tinieblas de la noche, a la incierta luz de las antorchas. El sonido estridente de los címbalos de bronce, el tronar profundo de los grandes timbales, las flautas resonantes, que eran como una llamada a la locura, producían una música atronadora, excitada por la cual el tropel de los celebrantes danzaban con exclamaciones de júbilo […]

 

[…]Nietzsche al arte dionisiaco le atribuye lo vital y lo primitivo, hablando del instinto se refiere a las fuerzas vitales primitivas e inconscientes. La expresión dionisiaca es el mundo de la expansión salvaje de los impulsos y de la ebriedad […]

 

Fragmento de la obra de Rolando Toro “Biodanza”, donde nos presenta el origen griego de la danza en el humano…Desde DanzayEmoción, hemos estudiado los aspectos neurológicos del carácter dionisiaco que poseemos.

¿Dónde se encuentra el instinto del ser humano? ¿Qué parte de nuestro cerebro se activa cuando actuamos instintivamente?

DanzayEmoción…